sábado, 26 de diciembre de 2009

PARA LLAMAR A LA LUNA


Para llamar a la Luna no se necesita ser científico,ni hechicero,ni loco, ni malo, ni bueno.
Sólo debes ser tú mismo y llamarla con todas tus ganas, y verás que te seguirá de la noche a la mañana.
Tal véz pienses que con el primer rayo del alba ella te olvide y se vaya; pero la Luna no es así.
La Luna es como tú y como yo, juguetona, caprichosa, berrinchuda ¡ah! Pero éso sí,amiga fiel en las buenas y en las malas.

Llámala ésta noche y verás como llega corriendo hasta tu ventana para arrullarte cada madrugada, verás cómo su luz es capaz de ahuyentar monstruos de debajo de la cama,duendes y sombras tercos y tramposos que se esconden cuando a mamá llamas.

Llámala de día y, si en el cielo no la vez aparecer, entonces mira alrededor pues talvéz te esté guiñando un ojo desde el plato de leche de un gato orgulloso,o quizá esté hecha garabato entre dibujos y borrones o en aquellas hojas hechas girones.

Para llamar a la Luna no hace falta dinero, ni aparatos extraños o complejos; basta con que la llames cualquier noche de abril u octubre o cuando sea que la necesites y ella gustosa tomará tus manos, las llenará de luz de estrellas, de soles ¡en fín! De todo cuanto ella ve a sus alrededores y te contará en sueños historias de los siete mares, leyendas del otro lado de la tierra, te dirá de los tesoros enterrados en lejanas arenas.
Sabrás las canciones más hermosas que el viento le ha cantado a las nubes y a las rosas; te relatará de sus amigos los unicornios y del valle encantado que habitan en un sol muy lejano.
Si llamas a la Luna será por siempre tu fiel compañera y te darás cuenta cómo cada noche la hallarás en puntual espera, con su tenue luz encendida por si la noche miedo te diera ; porque la Luna es como tú y como yo, curiosa, aventurera, valiente y traviesa, gentil princesa que busca en tu cabeza un escondite que sólo tú y ella conozcan, donde ambos puedan soñar sin que nadie les diga que volar no es posible o que las estrellas no se pueden ni se deben alcanzar.

La Luna sabe que éso es mentira, que si la llamas y se hacen amigos no habrá para tí camino cerrado o cielo que no puedas surcar; porque al llamar a la Luna ésta será tuya y nadie te la podrá quitar.


Autor Desconocido


14 comentarios:

sonoio dijo...

estoe poema sería el reverso de deluaganoalaluna
por ese viejo dicho sobre mahoma y la monrtaña

espero que hayas tenido una navidad maravillosa

te dejo un gran beso

Flor dijo...

Hola querida como estas?

Tuviste la presencia de tu luna en la nochebuena? Tuviste paz y tranquilidad? Ella te protegió??

Muchos besos
Flor

Lucero dijo...

Luna que hermoso poema nos regalas hoy, gracias por tu visita que tengas un bello domingo y una exelente semana, besitos y feliz año nuevo.

Paco Alonso dijo...

Excelente...lo tendré en cuenta para llamar a la luna.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

anamorgana dijo...

Hola espero que hayas tenido una navidad de lo más feliz.
Me ha gustado lo que he leído, tanto que la voy a llamar para ver si me hace dormir y descansar bien. Nunca se sabe.
Besos
anamorgana

Taty Cascada dijo...

Hola bella Luna:
Necesito de ambos astros para vivir, el luminoso sol y la romántica luna...Veremos si hoy la imploro para escribir.
Un beso para ti.

Mª JOSE. dijo...

LUNA....eres un cielo de mujer....tomaré nota para llamarla.Sé muy feliz.Besos.MJ

Keisora dijo...

Un precioso poema, Luna, como siempre.
Espero que hayas tenido una fantástica navidad y que no te rodee la hipocresía =)
Un besazo enorme.

ADELFA MARTIN dijo...

..Y nadie podrà quitàrnosla, claro està...porque nadie puede quitarte tus sueños, tus deseos, tus anhelos...

muchìsimos abrazos

stella dijo...

La luna fa sognare...

Emy dijo...

Hola Luna, precioso el poema.
Que tengas una buena entrada de año nuevo.

Besos.

estoy_viva dijo...

Que bonita con lo que nos gusta la luna y en algunas ocasiones le cuento mis problemillas con alguna lagrimita ahora entiendo que me escucha.
Feliz año Nuevo
con cariño
mari

Juan Antonio dijo...

Vagaba por el mundo buscando amor
Y ya casi desistía, cuando una mañana al despertar
tu mirada, tu rostro ví y no aguante más y te seguí,
mi corazón volvió a reir ahora todo es diferente;
un camino distinto compartido en el que hallo una paz total
y escucho una voz de aliento que alimenta mis sentimientos
y regala felicidad...gracias por estar querida luna
Besitos

Sandra dijo...

Para llamar a la Luna hay que sentirla... me encanta! Bajo la Luna nos encontramos...