lunes, 26 de enero de 2009

LA LUNA


La luna se puede tomar a cucharadas
o como una capsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y tambien alivia
a los que se han intoxicado de filosifía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
paea ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los medicos y las clinicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.
Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Pra los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controlados.
(Autor Jaime Sabines)

6 comentarios:

yorvan dijo...

Que razon tienes... que preciosa es la luna.

Por cierto tienes un premio en mi blog... gracias.

feli dijo...

Un verdadero y gran poema .


Me gusta la luna llena estoy mas guapa jjejejej .


Besotes en la punta de la nariz

kelimar dijo...

Bello poema,amiga sin la luna no hay noche romantica!
un beso

Maria Jesús dijo...

Tu blog es una maravilla. Ojalá lo hubiera descubierto antes. Está lleno de sensibilidad, belleza, magia y fantasía. Sin duda, es un espacio virtual que ha calado hondo en mi corazón. Te sigo

Marina-Emer dijo...

Querida Marisel:este premio es muy bonito pero yo ya te dije que soy muy torpe para todas estas cosas,si me voy fuera de escribir estoy perdida, así que agradezco mucho lo del premio pero ne se hacer lo que pone la norma.recibo todo lo que me mandas muy bonito pero a veces no puedo descargarlo,sobre todo en gmail.
besitos
Marina

Marina-Emer dijo...

Te deje un comentario y no esta no se si este te quedara
besos
Marina